Ahorra dinero y conserva energía con 5 formas de crear su propia casa pasiva

La crisis energética de la década de 1970 coincidió con una creciente conciencia de nuestro impacto perjudicial sobre el medio ambiente. Juntos, estos dos fenómenos inspiraron movimientos enfocados en usar menos energía y minimizar las fuentes de contaminación. Parte de esa respuesta provino de los arquitectos que idearon formas de hacer que las casas fueran más ecológicas, lo que dio origen al movimiento de casas pasivas.

¿Qué es una casa pasiva?

Las primeras casas pasivas tenían características como ventanas de captación solar que usaban la energía del sol como fuente de calor, técnicas y materiales de aislamiento muy mejorados, sistemas de recuperación de agua caliente y aire caliente y métodos para probar la hermeticidad de una casa, lo que permitía ingenieros para identificar oportunidades para mejorar las opciones de diseño.

Los principios desarrollados a partir de estos avances continúan informar los esfuerzos de construcción. Si bien la mayoría de las casas pasivas son construcciones nuevas con elementos de diseño supereficientes, hay muchas maneras de renovar las estructuras existentes para reducir su impacto ambiental. Por ejemplo, mejorar la eficiencia de una casa conduce a un menor consumo de energía y menos contaminación de las centrales eléctricas.

Aquí hay cinco principios de hogar pasivo simples y efectivos que puede adoptar que le ahorrarán dinero y, en última instancia, pueden contribuir a salvar el planeta.

1. Optimiza tu calefacción y refrigeración

Lo más probable es que se pueda exprimir mucho más la eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración existentes en el hogar. Hay muchas opciones viables para lograr esto y funcionará más de una solución. Investiga la gama de opciones disponibles que funcionarán con los elementos del sistema que tienes actualmente.

Los modelos más antiguos de hornos de gas o de aceite ofrecen calificaciones de eficiencia de solo alrededor del 80 por ciento en promedio, lo que deja mucho margen de mejora. Ten en cuenta que no siempre se trata de números y que la fuente de calor más eficiente disponible puede no ser la opción adecuada para ti si no encajas bien con los sistemas existentes o si requiere una renovación extensa para que sea viable.

Incluso si optas por reemplazar los componentes centrales, es probable que pueda conservar los conductos. Hay más de una forma de minimizar el impacto ecológico y la reutilización o restauración de materiales existentes es una buena contribución a ese objetivo.

2. Aprovechar el poder del sol

Los principios de la calefacción solar también se aplican al primer elemento de nuestra lista, pero esa no es la única forma en que la energía solar puede beneficiarlo a usted y al medio ambiente. Las técnicas solares pasivas, como convertir una habitación en un lugar apropiado en un solarium, pueden proporcionar calor y un espacio habitable agradable. Puede parecer contradictorio, pero el sol también puede ayudar a refrescar el interior de su hogar.

Los tragaluces colocados en lugares estratégicos pueden, cuando se abren, permitir que el aire caliente ascendente escape de tu hogar. El movimiento de este aire caliente crea una corriente de aire que atrae el aire más frío de las fuentes de ventilación, como ventanas abiertas o puertas mosquiteras en lugares bajos o con sombra del hogar.

3. Vuélvete ecológico, literalmente

Si optas por incluir una terraza acristalada en tus planes de casa pasiva, puedes llenarla con plantas de interior amantes de la luz, que brindan el beneficio adicional de limpiar el aire interior y proporcionar oxígeno enriquecido. Una sola planta de interior puede producir tanto como 27 litros de oxígeno puro cada mes mientras frega contaminantes como compuestos orgánicos volátiles o químicos cancerígenos que se gasean de los materiales sintéticos en tapicería y pisos.

4. Obtén información técnica

Hay muchas maneras de aumentar la eficiencia energética de tu hogar. Los avances en la tecnología del hogar inteligente nos brindan un mayor control sobre la calefacción y el aire acondicionado, monitoreo de toda la casa que puede alertarnos sobre puertas y ventanas abiertas que permiten que escape el aire controlado por el clima, y ​​la capacidad de identificar y apagar los electrodomésticos que consumen una cantidad significativa. cantidades de energía cuando no están en uso.

Incluso cosas como el control preciso de la iluminación, que nos permite minimizar la energía desperdiciada en iluminar habitaciones vacías o apagar automáticamente las luces durante el día, brindan muchos beneficios. Si bien toda esta nueva tecnología puede sonar excelente, tiene sus desventajas y es bueno estar al tanto de algunas de las peligros potenciales que la tecnología de hogar inteligente conectada a Internet puede traer consigo.

5. Evita reparaciones innecesarias

Algo que puedes hacer por el medio ambiente es mantener partes de tu vieja e ineficiente casa exactamente iguales. Los materiales utilizados en la reparación de viviendas cuestan energía para producir y los nuevos productos requieren transporte, una fuente importante de contaminación. Evitar la necesidad de estos materiales salva al medio ambiente de estos costos y le ahorra tiempo y esfuerzo. Una de las maneras más fáciles de protegerse contra reparaciones costosas es minimizar el riesgo de daños por agua.

Como muchos propietarios pueden decirte, si hay una grieta o un agujero en cualquier parte de las paredes exteriores de una casa, el agua lo encontrará. El agua que se filtra de la plomería o que se ve dentro de una casa desde el exterior no solo daña los materiales que deberán reemplazarse, sino que también puede causar moho que luego deberá eliminarse. Busca signos de intrusión de agua en las esquinas que dan al exterior, a lo largo de los zócalos de las paredes exteriores y detrás de cualquier electrodoméstico e instalaciones como lavavajillas o lavadoras.

Una de las fuentes más comunes de daños por agua es el desbordamiento de las canaletas, especialmente las que se usan en construcciones más antiguas. Estas canaletas son propensas a obstruirse con las hojas caídas, lo que hace que el agua retroceda y se filtre en las paredes de una casa, pero un protector de hojas para canalones prevendrá esto. Las cubiertas de canalones son una solución simple y rentable. También llamados a veces protectores de canalones, estos dispositivos varían en diseño y costo, pero son efectivos y fáciles de instalar.

Esfuerzos activos, soluciones pasivas

Aunque sería difícil igualar la eficiencia de una casa pasiva recién construida, todavía hay muchas maneras en que puede marcar una diferencia significativa. No todas las reparaciones implican un proyecto de renovación masivo. El simple hecho de ser consciente de la forma en que usa la energía en el hogar puede ayudar a que nuestro planeta y tu cartera se mantengan verdes.

Otros artículos